LA PAMPA   3 de agosto de 2017

Puestero corrió a un intendente cuando recorría el Oeste.

(Puelén) – Funcionarios provinciales pasaron un mal rato el martes al mediodía, cuando en su presencia discutieron y casi deriva en un hecho de mayor gravedad, el intendente de Puelén, Carlos Llanos, con un integrante de la familia Pino, a quienes la Provincia y la comuna le prometieron la apertura de un camino vecinal y aún no cumplieron.
Nota Publicada en La Arena

La situación fue confirmada ayer a LA ARENA por uno de los protagonistas, Mario Pino, quien aseguró: “Estamos cansados que nos mientan, encima el intendente quiere que nos callemos y se hace el malo, ayer sinceramente pudo pasar a mayores”.
El hijo de Dorila Pino, quien en febrero quedó encerrada en su puesto porque vecinos le pusieron candados a tranqueras que dan a un camino alternativo para llegar a su predio, le contó en exclusiva a este diario lo que pasó. “Eran como las 11 -del martes- cuando junto a mis hijos estaba arriando unas yeguas por una picada que da al camino que tienen que abrir y no terminan. Mis chicos me dijeron que andaban varias camionetas. Cuando llegamos descubrimos que era el intendente Llanos con Valeria Losada (coordinadora de Regularización de Tierras) y -Rubén- Santillán (subsecretario de Asuntos Municipales), así que nos bajamos y nos pusimos a charlar”, contextualizó Pino.

El incidente. 
Pino indicó que alcanzó a hablar un poco con Valeria Losada. “Le pregunté a Losada y a los de Vialidad que la acompañaban cuándo nos iban a terminar el camino al que le faltan 3 mil metros para llegar a nuestro puesto. Les recordé que nos habían prometido que lo hacían en 60 días. Me dijeron que el lunes seguían, pero no me dijeron de qué año”, dijo con sarcasmo.
“Les dije que estábamos cansados de promesas y que no lo íbamos a tolerar más. Ahí se metió Llanos a querer hacerme callar y a copar la parada. Le dije que él no era palabra santa para explicar nada porque le mandaron 35 millones y no se sabe dónde están. Se quiso enojar y le dije: no te enojes conmigo, esta gente que está acá es la que trajo y repartió los folletos con esa información. Y como se quedó sin razón se enojó y se hizo el malo, y lo corrí. La verdad es que me cansaron, y ayer hasta manoteé el cuchillo. Van a joder hasta que pase alguna otra cosa grave”, relató Pino.
“Ahora para entrar por una picada nos pusieron una tranquera, pero la pusieron en un lugar como a 200 metros de lo limpio, así que tenemos que recorrer unos 200 metros entre el monte lleno de alpatacos y otros arbustos. La médica del pueblo no quiere ir a ver a mi madre -como habían acordado oportunamente- porque dice que se le pinchan las ruedas de la ambulancia, y a nosotros nos pasa lo mismo. Parece que lo hacen a propósito, como una burla para que nos enojemos”, agregó.
“La gente de Santa Rosa vienen acá de campaña, antes para ellos Llanos hizo desaparecer 35 millones, ahora andan juntos porque buscan votos. Entendemos que se llevaron las máquinas porque hay gente inundada, pero basta, se terminó el tiempo de la burla”.”Hace 70 años que mi abuela y después mi madre estamos luchando con esta gente. Queremos que intervenga la Justicia y que podamos tener un pedazo de tierra para estar y vivir tranquilos con nuestro ganado. ¿Hasta cuándo se van a aprovechar de los pobres?”, concluyó Pino.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »