Antes de reunirse con los familiares de los tripulantes del submarino ARA San Juan, desaparecido desde el miércoles, el presidente realizó actividad deportiva en Chapadmalal durante la mañana y sintió una molestia en uno de sus tobillos. Por ese motivo debió concurrir al nosocomio Privado de la Comunidad de Mar del Plata, donde se realizó una resonancia magnética.

Mala pata para el jefe de Estado.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »