Los restos del ex delantero de Huracán, River y el Seleccionado, entre otros, fueron velados en el club de Parque Patricios y trasladados al cementerio de la Chacarita.

Los restos del ex futbolista René Houseman, quien falleció el jueves a los 64 años víctima de un cáncer que lo aquejaba desde hace un tiempo, fueron velados en el estadio de Huracán, en el barrio porteño de Parque Patricios.

La ceremonia se llevó a cabo en el estadio Tomás Adolfo Ducó, ubicado en la avenida Amancio Alcorta 2558. A las 9, el cortejo fúnebre partió hacia el cementerio de Chacarita, previa parada en la sede de Excursionistas, situada en La Pampa 1376, club del cual era hincha.

Houseman, nacido en Santiago del Estero el 19 de julio de 1953, fue uno de los máximos ídolos de Huracán y se consagró campeón mundial con el Seleccionado Nacional en 1978.

El Loco, que también jugó en River e Independiente, entre otros clubes, inició su carrera en Defensores de Belgrano, pese a ser hincha de Excursionistas.

La muerte de Houseman, quien estaba internado desde hace unos días en el porteño Sanatorio Finochietto, donde luchaba contra un cáncer de lengua, se sumó a

la del formoseño Rubén Galván

, ex Independiente e integrante del mismo plantel que alzó la Copa del Mundo en 1978.

Houseman es el tercero de los 43 futbolistas argentinos campeones del mundo en 1978 y 1986 que fallece: el primero fue José Luis Cucciufo, quien se consagró en México y murió en diciembre de 2004 en un accidente cuando se le disparó accidentalmente el arma que maniobraba cuando se encontraba de caza, y el segundo el mencionado Galván.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »