En una jornada marcada en cada país por su propia actualidad política y social, cientos de miles de trabajadores salieron a las calles para reclamar mejores condiciones laborales. La situación de mayor tensión se vivió en Francia, donde hubo 250 detenidos. 

Cientos de miles de trabajadores marcharon este miércoles en todo el mundo por el Primero de Mayo para reclamar a los gobiernos más empleo y derechos laborales, en una jornada marcada en cada país por su propia actualidad política y social.

En

Europa

la situación más grave se registró en

Francia

, donde la manifestación en París derivó en choques entre radicales y fuerzas del orden que ensombrecieron el mensaje reivindicativo y terminaron con unos 250 detenidos.

Los incidentes eclipsaron las demandas tradicionales del 1 de mayo de los sindicatos franceses que, además de divididos, han quedado relegados a un segundo plano desde el inicio de las protestas de los "chalecos amarillos", hace más de cinco meses.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »