La rosarina se arrojó al mar sin elementos de rescate y en medio de pésimas condiciones climáticas. El chico de 10 años, a minutos de morir por asfixia, creyó que estaba sin vida. "Me preguntó si estábamos vivos, lo llené de besos", dijo la joven. 

Una guardavidas rosarina se convirtió en una auténtica heroína luego de arrojarse al mar, sin elementos de seguridad ni material de rescate en medio de pésimas condiciones climáticas, para rescatar a un chico de 10 años que estaba a punto de ahogarse en la ciudad española de Palma de Mallorca.

Macarena Cobrujo (25), es una guardavida argentina que se convirtió en toda una heroína. Salvó a un nene de 10 años fuera del horario de su trabajo, con malas condiciones del mar y sin el material de rescate.

La mujer, oriunda de Rosario, que trabaja en

España

, no dudó en correr hacia el agua cuando vio que el chico se estaba ahogando.

El hecho ocurrió este fin de semana, cuando Cabrujo había terminado su jornada laboral y se quedó en la playa de Can Pere Antoni, en Palma de Mallorca, jugando al voley.

Las autoridades correspondientes ya habían levantado la bandera amarilla y roja en la zona, pero eso no impidió que la mujer se quedara vigilando los alrededores. Gracias a su atención, se dio cuenta de que un nene se estaba ahogando cerca de la línea de boyas, ubicada a unos 200 metros de la orilla. 

La guardavida argentina se metió al mar sin tener el material de rescate. (Gentileza de Instituto Balear de Emergencias)

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »