28 de mayo de 2020

El gobernador de La Pampa advirtió que no le "temblará el pulso" para volver atrás excepciones

Fue al anunciar las nuevas actividades permitidas en la provincia. También descartó por el momento la vuelta a las clases en la provincia, lo que se producirá cuando "las reglas de juego y el protocolo estén definidos".


El gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, celebró hoy las excepciones autorizadas por el gobierno nacional para ese distrito, en el marco del aislamiento por coronavirus, pero advirtió que no le va a "temblar el pulso para volver atrás si es necesario", al tiempo que descartó por el momento la vuelta a las clases en la provincia, lo que se producirá cuando "las reglas de juego y el protocolo estén definidos".

Una decisión administrativa de la Jefatura de Gabinete, publicada hoy en Boletín Oficial, establece que en La Pampa podrán volver a abrir casas de comidas, 'food trucks', restaurantes, bares, cervecerías, cafeterías, heladerías, confiterías y todo otro local destinado a la producción y venta, como así también los gimnasios y bibliotecas.



"Quiero anunciar medidas que sin duda alguna implican una mayor responsabilidad social y un mayor control, porque ante el incumplimiento de las disposiciones que habilitan nuevas actividades. No nos va a temblar el pulso para clausurar o inhabilitar o volver atrás, si es necesario", advirtió el gobernador en conferencia de prensa en la Casa de Gobierno.

Acompañado por el ministro de Salud, Ziliotto celebró la decisión del gobierno nacional de permitir la apertura -a partir del viernes 5 de junio- de los food trucks, restaurantes, bares, cervecerías, cafeterías, heladerías y confiterías.

Estos rubros podrán abrir de lunes a jueves de 10 a 18 y viernes, sábados y domingos de 10 a 24, previa adecuación de todo el mobiliario y con una readecuación de las habilitaciones para el desarrollo de cada actividad, que deberán otorgar los intendentes e intendentas de cada localidad.

Por otra parte, precisó que se permitirá la apertura de los gimnasios, de lunes a sábados de 8 a 20, previa readecuación de las habilitaciones de cada uno y de la adecuación de todo el equipamiento, acorde al protocolo acordado, lo que se suma a las caminatas, patinaje, bicicleteada y running al aire libre, en toda la provincia.

Ziliotto destacó que se irán tomando medidas "de manera gradual", viendo la evolución del estatus sanitario de la provincia que hoy cumple 50 días sin circulación viral y, en ese sentido, también dijo que irán evaluando el tema de la hotelería y la visita a las personas mayores.

Respecto a la vuelta a las clases presenciales, el gobernador adelantó que hoy mantendrán una reunión con la dirigencia gremial, para ir evaluando el tema pero descartó la posibilidad de un regreso inmediato.

"Primero tenemos que establecer prioridades, definir reglas de juego para trabajar ya que no podemos improvisar porque además, no sabemos cómo va a impactar la pandemia", sostuvo.

En cuanto a los controles de ingreso a la provincia, adelantó que se reforzarán e informó que la Justicia Federal lleva adelante una investigación por el delito de trata de personas, con fines de explotación laboral, en referencia a los dueños de la Cabaña Curacó de General Acha, donde llegaron hacheros de Chaco que vivían en condiciones infrahumanas y fueron denunciados.

En ese marco, anunció que comenzarán a inspeccionar de manera más exhaustiva a los camiones que ingresen a la provincia e, incluso, abrirán a los transportes de carga porque "los ingresos, son hoy el recurso más estratégico para luchar contra la pandemia y es por eso que redujimos de 17 a 10 los puestos camineros habilitados y hemos redoblado el recurso humano y las acciones", concluyó.

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »