Viernes 12 de Julio de 2024

PRODUCCIóN

9 de octubre de 2023

Sin impulso de la construcción en seco será "imposible" cumplir metas de cambio climático

El Steel Framing "permite un ahorro entre un 60% y un 70% de energía" respecto de una de construcción húmeda o tradicional tanto en calefacción como en refrigeración. Qué ventajas trae este método sobre el consumo de energía.

Por Marcelo Bátiz

Sin impulso de construcción en seco será "imposible" cumplir metas de cambio climático. Foto: AFP


El cumplimiento de la meta de neutralidad de carbono en 2050 será "imposible" si no se avanza en una reducción de la demanda de energía y para ello es prioritario impulsar la construcción de viviendas energéticamente eficientes que concentran el 40% del consumo total en el país, advirtió el presidente del Instituto de la Construcción en Seco (Incose) Francisco Pedrazzi.

"Llegar al 2050 con neutralidad en carbono será imposible si no se actúa sobre la reducción de los consumos, porque sólo con la generación de energías renovables no será suficiente", planteó Pedrazzi en diálogo con Télam.

El dirigente avala que los cambios en la matriz de generación energética deberán ser complementados con cambios en la construcción de viviendas, tanto en el caso de las nuevas como en la remodelación de las existentes.

En ese sentido, Pedrazzi destacó las ventajas del sistema Steel Framing, basado en la utilización de perfiles de acero galvanizado, en cuanto al ahorro de energía, tanto para los usuarios de las viviendas como para el país, por su impacto favorable en la balanza comercial y en el ahorro de divisas.

El Steel Framing (que podría traducirse como entramado o estructura de acero), "permite reemplaza a la construcción húmeda en todos los ámbitos, sin utilizar agua en el proceso productivo y con una mayor eficiencia energética", afirmó.

En base a los Índices de Prestación Energética (IPE), Pedrazzi aseguró que una vivienda construida con el sistema Steel Framing "permite ahorro entre un 60% y un 70% de energía" respecto de una de construcción húmeda o tradicional tanto en calefacción como en refrigeración, con economías aún mayores en climas fríos.

 

 

El Steel Framing "permite un ahorro entre un 60% y un 70% de energía", explicaron. Foto: Raúl Ferrari


"Eso redunda no solo en una reducción de gastos para una familia sino también en una menor emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI), teniendo en cuenta que gran parte de la generación de energía eléctrica proviene de centrales térmicas, que a su vez generan dióxido de carbono (CO2)", explicó.

Reparó en el desperdicio de recursos que implican las construcciones edilicias con un bajo nivel de eficiencia, en línea con las conclusiones del reciente encuentro sobre Etiquetados de Viviendas, respecto a que "el costo de inversión para aumentar la aislación de viviendas es menor que el costo de importar gas para afrontar sus consumos".

Al respecto, Pedrazzi, puntualizó que con "el gran déficit habitacional que tenemos, hay que tratar que la construcción de las viviendas nuevas se realice de manera eficiente, así como la readecuación de las existentes".

En cuanto a la experiencia internacional, resaltó que "el 95% de las nuevas construcciones en Estados Unidos y Canadá son con Steel framing", una modalidad que también avanza en España, para hacer frente al déficit habitacional del país.

También indicó que Italia "recurre al nuevo sistema para la reconversión de viviendas antiguas con poca eficiencia desde el punto de vista térmico".

Al respecto, citó el programa "Centodieci", por el que el Estado italiano asumió el 110% de los gastos de esas refacciones, en el marco de las restricciones energéticas que afectan a los países de la Unión Europea.

Pedrazzi remarcó que en la Argentina "se ha avanzado mucho" en el empleo de la construcción en seco a partir de la resolución 5 E de la Secretaría de Vivienda del 30 de enero de 2018 que, al darle al Steel Framing el status de "sistema constructivo tradicional", permitió que tanto los municipios como los distintos entes ejecutores dejaran de exigirles a las empresas constructoras el Certificado de Aptitud Técnica (CAT).

 

 

El presidente del Instituto de la Construcción en Seco (Incose) Francisco Pedrazzi. Foto: Raúl Ferrari


Asimismo, este año la Secretaría de Energía dio un impulso a la construcción eficiente por medio de las resoluciones 5 y 418, que respectivamente crea el Programa Nacional de Etiquetado de Viviendas (Pronev), reglamenta su procedimiento, crea el registro de profesionales y habilita los convenios de adhesión de las provincias.

El Steel Framing -o, según su denominación oficial en la resolución 5E/2018, "Sistema de Construcción con Estructura de Perfiles Conformados en Frio de Chapa Cincada para uso de estructuras portantes de edificios"- comenzó a masificarse en Estados Unidos y Japón luego de la Segunda Guerra Mundial, en el primer caso para atender la creciente demanda de viviendas y en el segundo para la reconstrucción de las ciudades afectadas por los bombardeos.

En la Argentina, además de las mencionadas medidas de las secretarías de Vivienda y de Energía, el Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM) está trabajando en la elaboración de la Norma 51.001-1 a través del Subcomité de Construcción en Seco (del que Pedrazzi es su secretario).

Si bien ya existen normas para prácticamente todos los materiales del sistema (perfiles, placas, aislantes, entre otros), la 51.001-1 será "integral" y abarcará "todo el proceso productivo el Steel Framing y será muy importante para facilitar la habilitación en municipios e instituciones", confió Pedrazzi.


COMPARTIR: