Lunes 25 de Enero de 2021

Hoy es Lunes 25 de Enero de 2021 y son las 01:38 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

27°

VICTORICA

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

3 de diciembre de 2018

"El ministerio no es lugar para los homosexuales"

El Papa Francisco afirmó que es un tema que le “preocupa”.

La cuestión de la homosexualidad es uno de los puntos en los que más conservadora es la Iglesia Católica.

Pese a la apertura de

Francisco

y su postura a favor de no discriminar a nadie, el Papa fue tajante al referirse a lo que debe ocurrir dentro del clero, al asegurar “el ministerio o la vida consagrada no es lugar” para homosexuales.

Extractos de un libro basado en una entrevista que el claretiano Fernando Prado le hizo al jefe de la Iglesia Católica se conocieron ayer y las declaraciones del Pontífice fueron contundentes.

“La homosexualidad es una cuestión muy seria que hay que discernir adecuadamente desde el comienzo con los candidatos, si es el caso. Hemos de ser exigentes”, aseguró

Francisco

en “La fuerza de la Vocación”.

Allí también manifestó su preocupación porque el tema “quizás en un momento no se enfocó bien”.

En cuanto a los candidatos al sacerdocio, insistió: “Tenemos que cuidar mucho en la formación la madurez humana y afectiva. Tenemos que discernir con seriedad y escuchar la voz de la experiencia que también tiene la Iglesia. Cuando no se cuida el discernimiento en todo esto, los problemas crecen. Sucede que en el momento quizá no dan la cara, pero después aparecen”.

“En nuestras sociedades parece incluso que la homosexualidad está de moda y esa mentalidad, de alguna manera, también influye en la vida de la Iglesia”, siguió, antes de agregar que “en la vida consagrada y en la vida sacerdotal, ese tipo de afectos no tienen cabida”. “Por eso, la Iglesia recomienda que las personas con esa tendencia arraigada no sean aceptadas al ministerio ni a la vida consagrada. El ministerio o la vida consagrada no es su lugar”, continuó.

Por otra parte, el Papa manifestó que “a los curas, religiosos y religiosas homosexuales, hay que urgirles a vivir íntegramente el celibato y, sobre todo, que sean exquisitamente responsables, procurando no escandalizar nunca ni a sus comunidades ni al santo pueblo fiel de Dios viviendo una doble vida”. “Es mejor que dejen el ministerio o su vida consagrada antes que vivir una doble vida”, reflexionó.

Límites
La formación eclesiástica también encuentra, para

Francisco

, otros límites, como cuando hay candidatos con “neurosis y desequilibrios fuertes, difíciles de poder encauzar ni con ayuda terapéutica”.

“No hay que aceptarlos ni al sacerdocio ni a la vida consagrada”, manifestó, antes de agregar que “hay que ayudarlos a que se encaminen por otro lugar, no hay que abandonarlos, hay que orientarlos”. “Pero no los debemos admitir”, concluyó.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas